jueves, 24 de enero de 2008

Tantra



Melosa telaraña tejida con supremo amor
entendimiento quimérico, loca pasión
cuerpos enhebrados bajo mismo hilo dorado
vibrando al ritmo de un sonido afinado.


Manifestación divina de un sexo sin lascivia
en el que la realidad se asemeja al nirvana,
Shiva y Shakti: principios fusionados
transmitidos al mortal en encuentro sexual.



Energía y conocimiento aliados de manera
que renazcan siendo uno en el ser interno
suprimiendo el tiempo, el cosmos, lo eterno:
en Tantra reviven… volviendo a nacer.

1 comentario:

Narci dijo...

Sensualidad, erotismo, pasión, y sobre todo buen hacer en hermosos versos.
Felicitaciones.

Narci