jueves, 26 de junio de 2008

Como hueso en la garganta



Como hueso en la garganta

reprimiste el aliento

y las ansias de vida,

te clavaste en la carne

inervando de espinas

los sentidos

/y el presente.


Sobre el pecho

edificaste de ruinas

tu imperio,

plantando dominio

de áridas tierras sin conquistar

exigiste un virtual feudo

/que jamás existió.


Monarca sin trono-Cactus sin hojas

como hueso en la garganta

ahogaste el amor

/y el deseo.